Connect with us

Gente

Yo no quiero ser tu amante

Conocer gente que 719665

En términos generales, las causas aducidas para cometer adulterio son insatisfacción sexual, poco tiempo destinado a la pareja y mucho al trabajo, y en algunos casos, por venganza. También son motivos las disfunciones sexuales, o bien, por una adicción compulsiva al sexo, entre otros factores. De hecho, sorprende que en estas parejas se hable de fidelidad, se discuta sobre ello e incluso lleguen a un posible pacto de fidelidad, cuando ambas partes a su vez, mantienen relaciones extra, ya sea con el cónyuge oficial, o en el caso de las personas amantes, con otras personas, aunque la finalidad de dichas relaciones extra, sea por variadas razones. Ella se ve a sí misma como una redentora, que se también se salva a sí misma a través de esa relación. Alberoni No poder oficializar la relación es fuente de muchísima frustración, rabia, ansiedad y en gran medida, motivo de consulta psicológica. No se pretende poner fin a la relación y esta clandestinidad no parece constituir un problema. Asistimos a un cuadro de dependencia emocional hacia la persona casada, que insiste en mantener una relación asimétrica y en intensificar el cuadro ansioso - evitante. Llega un momento en que la relación se torna tóxica porque es un círculo vicioso de discusiones, pasión y reencuentros, sin que llegue a oficializarse como relación, de cara a los amigos y familiares.

Principalmente, porque hay evidencias claras de ello. Realizar confesiones que sólo realizarías a personas muy cercanas y a esta persona no la conoces desde hace tanto como para contarle algo así. Existe un tonteo visiblemente acusado aun llegando a ser percibida tal complicidad por la gente de vuestro aproximadamente. Es la primera persona a la que contarías una novedad o poco que te ha puesto triste. Sentís atracción por el otro y sabéis que es recíproco. Deberíamos, entonces, figurarse dónde empiezan los límites de la infidelidad. Sólo tienes que escoger tu opción y así comprobarlo. Como pasión entendemos aquel deseo intenso o espectáculo sexual por el otro, un ambición profundo y una necesidad física. Por otro lado, la intimidad sería ángel vínculo, conexión o autorrevelación que surge como afecto gracias al deseo de dar, recibir y compartir con el otro.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.